EL PRINCIPE DE PAZ
Nuestro ministerio es un proyecto de evangelización de respuesta directa

  
A solas después del culto
El pastor Ricardo Rubio, al despedir a quienes vienen a la adoración dominical regresa al altar y a solas envía este breve mensaje.
Tema: "Cómo ser productivos hasta el final".
El creyente debe absorver y reflejar para ser eficaz 
 
¿Qué diferencia hay entre la luz y las tinieblas, entre lo visible y lo invisible, entre lo espiritual y lo material?
 
Con respeto al tema de absorver y reflejar se encuentra la ilustración de los colores. Se dice que el color es negro debido a que absorve todos los colores y no refleja ninguno. En cambio, el blanco absorve todos los colores y refleja todos los colores.
 
Según un estudio publicado recientemente, el negro absorbe el 98% del calor que llega a la superficie. En el caso del color blanco el porcentaje solamente alcanza el 20%.
 
"Yo soy la luz del mundo. Si ustedes me siguen, no tendrán que andar en la oscuridad porque tendrán la luz que lleva a la vida"(Juan 8:12). Así es que Jesús es luz porque refleja todo su amor, su enseñanza y dio toda su vida para salvar a la humanidad. 
 
Lo mismo debemos hacer nosotros: "Ustedes son la luz del mundo" (Mateo 5:14). Luego nosotros también debemos reflejar con nuestro servicio el anuncio a todos de las buenas nuevas de Jesucristo, mediante la fe, las buenas obras y nuestro testimonio:
 
"De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial" (Mateo 5:16).


 
 
Participe en un grupo de vida
 
Está probado que la mejor manera de hacer crecer sanamente a la iglesia es a través de las células de hogar, las casas de oración o los grupos de vida, como los llaman también. Se trata de ver a la iglesia como un organismo viviente, que empieza a desarrollarse de forma celular como un cuerpo:
 
"Dios ha puesto todo bajo la autoridad de Cristo, a quien hizo cabeza de todas las cosas para beneficio de la iglesia. Y la iglesia es el cuerpo de Cristo" (Efesios 1:22-23). Y el mismo Pablo lo vuelve a repetir: "Cristo también es la cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo" (Colosenses 1:18).
 
En los pequeños grupos, cada persona que participa se siente acompañada, animada y motivada a estar unidad y a participar con otras personas que aspiran
a tener el mismo pensar y sentir de Cristo. Así es como nuestra iglesia crece sanamente.
Los servicios en grupos pequeños permiten una madurez y un crecimiento en la fe del creyente
 
En grupos pequeños se madura más rápido en la fe y los frutos son abundantes, porque cada persona puede participar y compartir sus intereses y sus inquietudes con aquellas otras personas de confianza y de su agrado, es decir con quienes tienen gustos afines.

Hemos llegado a entender que con los servicios masivos de los domingos no basta para crecer en

lo espiritual. En cambio en los pequeños grupos
es más eficaz integrar nuevos creyentes, se da lamultiplicación y se ejercitan los talentos. Aquí vemos mayor unidad del cuerpo de Cristo y la práctica de los valores del Reino. Aquí empieza el discipulado, para la transformación del mundo.
Hacemos una invitación a los líderes de la iglesia,
para que acepten el llamado de Cristo, a discipular
su grupo de hasta 10 personas. Sea líder de un pequeño grupo de la iglesia. 
En los siguientes textos vemos una iglesia funcionando en grupos pequeños: Hechos 2:46; Hechos 12:12; romanos 16:3-5; Colosenses 4:15; Filemón 2
 

 

LA SANTIDAD: “Por lo tanto, vivan como hijos obedientes de Dios. No vuelvan atrás, a su vieja manera de vivir, con el fin de satisfacer sus propios deseos. Antes lo hacían por ignorancia, pero ahora sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es santo. Pues las Escrituras dicen: Sean santos, porque yo soy santo” (1 Pedro 1:14-16).

 Copyright © 2012 
Iglesia Metodista Unida El Príncipe de Paz 
404 West Chapoy Street. Del Río, Texas 78840
 Email: elprincipedepazumc@yahoo.com  Web: www.elprincipedepazdelrio.com
Pastor Ricardo Rubio Cell. 830-719-7887